Restableciendo la historia

La historia de Cuba –en los últimos 53 años- ha sufrido una tergiversación por parte del régimen, que distorsiona, minimiza y oculta hechos y personalidades de la realidad nacional. En particular en mayo, no se recuerda un acontecimiento histórico como fue la proclamación de la República, en 1902, el día 20 de este mes.

La teoría que se ha utilizado es que no se puede considerar esta fecha porque no se instaura la verdadera República, sino una mediatizada. Ocultan la figura de Don Tomás Estrada Palma como primer presidente de Cuba (1902-06) y han llegado al extremo de derrumbar su estatua, en la calle G (Avenida de los Presidentes), en el Vedado, La Habana; y cambiar el nombre de calles en varios lugares del país para borrar a este personaje histórico.

El pabellón cubano es designado con el nombre de “la bandera de la estrella solitaria”, para no transmitir que fue pensada por Narciso López y diseñado por Miguel Teurbe Tolón, mientras que se usa –oficialmente- también la bandera de Carlos Manuel de Céspedes y se designa con este nombre.

El más importante historiador de Cuba, de todos los tiempos, Ramiro Guerra, también olvidado, escribió en el libro “La Guerra de los 10 años”, sobre la Asamblea de Guáimaro, iniciada el 10 de abril de 1869, lo siguiente:

Al final de la sesión, plantéose que fue motivo de un largo y tenso debate: la elección de la bandera de la República. Esta cuestión trascendía el campo de las controversias políticas, a causa de que venían usándose dos banderas. En Oriente, se usaba la llamada “Bandera de Bayamo” compuesta y enarbolada por Céspedes al proclamar la independencia en La Demajagua. En Camagüey y Las Villas la hecha a flamear por primera vez en Cuba por Narciso López el 19 de mayo de 1850, al desembarcar en Cárdenas. Discutido el asunto ampliamente, la mayoría votó a favor de la bandera actual de la República, o sea la imaginada por el general Narciso López, dibujada en Nueva York en el hogar del poeta, escritor y dibujante Miguel Teurbe Tolón, el año precedente”.

Las generaciones posteriores a 1959 no conocen la verdadera historia de Cuba, ya que la enseñanza en todos los niveles ha sido manipulada por el régimen; incluso los maestros tienen omisiones en sus conocimientos y los libros de texto –totalmente politizados- pasan por alto los elementos más importantes de la historia

La Habana, 1 de mayo de 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s